Amarre de amor para la pasión

Uno de los amarres de amor más utilizados es el amarre de amor para la pasión. Se dice que este tipo de amarre reaviva las pasiones perdidas y hace que alguien sea más cariñoso en general. Si sientes que tu pareja ha estado distante o no es tan cariñosa como antes, este puede ser el tipo de amarre adecuado para ti.

  • 1 vela blanca.
  • Cerillas de madera.
  • Aceite de oliva.

Cómo realizar este amarre de amor para la pasión:

  1. Empieza encendiendo la vela blanca con un fósforo. A la vez que estés realizando esta acción, recita en voz alta la siguiente frase: «Para que siempre nos amemos como ahora, que para mí y para ti este sea nuestro hogar.»
  2. El segundo paso será derramar unas gotas de aceite de oliva en la palma de tu mano derecha y pasar la mano por encima de la vela. No debes tocar la llama.
  3. Inmediatamente, dirígete a la habitación donde esté durmiendo tu pareja y realiza con la mano impregnada en aceite el símbolo del infinito sobre el cuerpo de esa persona. ¡No es necesario tocarlo! Debes ejecutar este movimiento tres veces consecutivas. Si no sabes cómo realizar este símbolo, recuerda que el infinito es como el número ocho acostado. Este signo representa el amor sin límites. De hecho, se emplea desde hace siglos como figura de protección, armonía y equilibrio, representando la eternidad, el amor y el equilibrio entre el mundo terrenal y espiritual.
  4. Después del paso anterior, vuelve a la zona donde tienes todos los ingredientes.
  5. A continuación, repite la acción del paso dos y tres, pero esta vez con la mano izquierda. Es decir, vuelca otras gotitas de aceite de oliva en la palma izquierda, pasa la mano cerca de la candela y dirígete donde está tu pareja durmiendo y vuelve a realizar tres veces el símbolo del infinito sin tocar su cuerpo.
  6. Para finalizar este ritual de amor, espera a que la vela blanca se haya consumido por completo, mientras te imaginas con tu pareja muchos años más. Concéntrate para que las energías que generes en esta acción sean fuertes y así el universo escuche tu intención.

Deja un comentario